Yoga en el embarazo

Aprender a respirar correctamente y mantener la musculatura fuerte son algunos de los objetivos del yoga, un deporte ideal para embarazadas que además también reduce los síntomas depresivos durante la gestación.

Gracias a las asanas y la meditación, la mujer desarrolla confianza y aprende a escucharse a sí misma y los ritmos naturales de su cuerpo, lo que puede ser especialmente beneficioso en un momento de particular inestabilidad emocional como puede ser el embarazo para algunas mujeres.

Posiciones y Beneficios:

Img Posición de loto (BaddhaKonasana). La postura preparatoria para la sesión de yoga ayuda a relajar y descansar la parte inferior de la espalda. Consiste en sentarse con las piernas cruzadas, la espalda recta y las manos apoyadas sobre las rodillas.
Img Posición del águila (Garusasana Arms). Sentada de rodillas, cruzas los brazos por delante de tal manera que el brazo izquierdo esté por encima del derecho. Manteniendo las palmas juntas, levantas los codos y estiras los dedos hacia el techo. Mejora la concentración y el sentido del equilibrio, y ayuda a calmar la ciática o dolor de espalda.
Img Posición del gato. Sobre manos y rodillas, inspira mientras llevas tu barbilla hacia el pecho, encorvando la espalda en forma de U, y exhala arqueando la espalda mientras subes la cabeza hacia el cielo. Esta asana actúa liberando la columna vertebral del peso y la presión y relajando la espalda.
Img Viparita Karani. Tumbada en el suelo con la cadera lo más pegada posible a la pared, estira las piernas hacia arriba. Manténlas un poco separadas. Es una posición con poderosos efectos sobre la circulación y la presión sanguínea, pero durante la gestación hay que ser precavidas al realizarla, pues estar con la barriga hacia arriba puede resultar incómodo.
Img Posición del bebé (Balasana). Imitar la posición del bebé es una buena forma de relajarse. Tumbada boca abajo, flexiona la pierna derecha, apoyando la rodilla de lado a la altura de la cadera. Deja la pierna izquierda extendida. El brazo derecho también debe estar flexionado, mientras que el izquierdo, debe estar debajo de la mejilla o extendido al lado del tronco, apoyado en el suelo y con la palma de la mano hacia arriba. El tronco debe estar levemente elevado y apoyado del lado izquierdo, al igual que la mejilla.


Los 32 chakras

Es conocido por todos que existen a lo largo de nuestra columna vertebral 7 importantísimos centros focales energéticos...

Marma Terapia

El Marma es una zona del cuerpo donde se produce una comunicación entre distintos...

Verano todo el año

sunset Todos sabemos que para practicar Yoga, para meditar o para relajarnos no importa tanto el clima como tener un entorno idóneo para su realización, algo que ...


OSHO - Meditación

osho "La meditación debería convertirse en la atmósfera que te rodea, el medio en el que vives. Donde quiera que vayas, lleva contigo tu ambiente."